Mi fe hoy


Creo en Dios Padre, amor y unión del universo, ternura que crea y reviste de grandeza a toda su creación

Creo en Dios Hijo, Jesús, nuestro hermano y amigo, que camina con nosotros, nos guía con sus actos, y nos hace florecer con su amor

Creo en el Espíritu Santo, soplo de vida y luz, que nos inspira a servir a nuestros hermanos y nuestro Señor con nuestros dones y nuestra vida

Creo en las personas, expresión última de su creación y su amor, santos y pecadores, justos y disociados, porque al ser Su Imagen, en lo profundo solo anhelamos volver a ser uno con Él


Amén

Hoy vi mi mano sobre la tela

Y recordé a mi mano…

… tomando la de mi madre y mi padre cuando caminaba entre ellos en la playa

… cuando mis amigos leían en ella las aventuras que me esperarían, muchas de ellas que ocurrieron, otras que tal vez ocurran y aquellas que inclusive inspiran a otros y a mí a ser más

… intentando producir el arte con esculturas y pinturas, y decidiendo mejor buscar otros dones dónde utilizarla

… guiando la pluma que tantas enseñanzas y lecciones me regalaron desde esos apuntes en la escuela

… recibiendo aplausos de cercanos y silbidos de contrarios las veces que detuvo al balón que de otro modo entraría al arco

… deslizándose sobre las teclas de un Steinway y acompañando a amigos a vibrar al unísono

… evitando caídas fuertes en incontables prácticas de Aikido

… posándose sobre mi cabeza, intentando pulir sus imperfecciones temporales, y fallando cada vez porque aquellas sutilezas eran las que me mostrarían mi desafinación

… tomándose de otra mano en una oración, en una salida juntos, sintiéndonos mucho más que dos

… junto a su infaltable compañera suiza, destrabando los más recónditos y persistentes tornillos en búsqueda de arreglar herramientas, y cortar hojas, hilos y sobres de salsas

… dándose a amigos y desconocidos, porque allí era necesitada

… recibiendo a mi hijo a su llegada a este mundo

… empujando vehículos de variadas ruedas, algunos aprendiendo a rodar, otros necesitando una ayuda para volver a andar solos

… lavando y acomodando vajillas, porque no solo de pan vive el hombre, sino de la paz de dejar todo en orden luego de comerlo

… dando la dirección a manubrios y volantes, y por qué no, manteniéndonos con vida en momentos de peligro inminente

… siendo receptora de la temperatura de cálidas frentes, preguntando por su fiebre

… dando calor a su compañera y a sí misma en momentos donde su propio calor se sentía escaso

… acercando una silla, abriendo una puerta, o indicando el “pase Ud”, porque la caballerosidad es un honor y un privilegio en mi diccionario

… con placer o a regañadiente, acariciando cabelleras

… brindando apoyo a una espalda ya cansada e invadida de incertidumbres

… cada vez que me ayuda a expresarme en líneas cómo estás al posarse sobre el teclado y elegir por sí misma, inclusive antes de decidirme conscientemente, qué letra va luego

… doblando ropa sobre la cama, como hoy, ahora, dónde agradezco a Dios por estas manos que son mi fuente principal de interacción con este, mi mundo, nuestro mundo…

Fue un placer. A por muchas más aventuras.

Gracias mano!

Hoy vi mi mano sobre la tela, sonreí y lloré.



Publicado originalmente el 6 de octubre de 2019 en:


Chau

Me desperté y, aún antes de abrir los ojos, percibí que algo había distinto. Como una conciencia diferente, un color, una vibración fuera de lugar... 8.35, decían los aún cerrados sentidos a mis neuronas. "Es muy temprano!" llegué a pensar. Dos vueltas y media en mi cama y lo supe: era hora, e ineludiblemente, los abrí. Tomé enseguida mi dispositivo electrónico y confirmé: "8.35, obvio". Sonreí.


Comencé a llevar orden a mis posesiones terrenales, regalé un nutritivo comienzo para mis retoños, y cuando cada uno comenzó su día en su propio camino, me di tiempo y me detuve en seco: "Murió".


Pero cómo? "Si hace tanto que lo conozco" inclusive llegué a lamentarme. Qué iría a hacer sin él era lo que carcomía ahora mis pensamientos...


Era un tipo seguro, hasta fanfarrón de todo lo que sabía. A veces me caía antipático, frío. Calculador, siempre viendo de qué protegerse, cómo hacer backup, cómo desafiar el objeto de tal o cual aparato. Preocupado siempre por algo, sufriendo por lo que otros le hacían, victimizándose de las circunstancias de la vida. Lo vi probar tantas recetas mágicas, tantos caminos de otros, tratando de repetir pasos de otros zapatos, que no se daba espacio para sus otras vivencias. Otras experiencias que pudieran llevarlo a su propio destino, si tal cosa existiese.


De repente caí que lo iba a extrañar cada vez menos a la larga, ya que hace un tiempo comenzamos a distanciarnos. Ya no teníamos tanto en común de que hablar ni compartir juntos. Ya no gustaba salir con él como antes. Él creo que se daba cuenta, y hasta me lo marcaba con sus ácidas críticas, siempre punzantes, muchas veces hirientes...


Nos queríamos, nos necesitábamos, pero habíamos entendido que ya no ibas más nuestra convivencia. Fue duro. Una realización difícil. Y de a poco cada uno fue siendo más de sí mismo, y alejándose...


Hoy murió un muy querido amigo. El acto de recordarlo, escribir su deceso y contarlo nos lleva a cada uno a su morada final. "Gracias por todo, mi amigo", dije con lágrimas cuando me despedí por fin de él...


Hoy murió el que ya no soy.



Publicado originalmente el 1 de octubre de 2016 en:

https://medium.com/@Alex.herrero/me-despert%C3%A9-y-a%C3%BAn-antes-de-abrir-los-ojos-percib%C3%AD-que-algo-hab%C3%ADa-distinto-fb01d962b6f1



Hoy, ahora, ya

Mi deseo es que vivas hoy intensamente, como si fuera cada acción la última de tu existencia

Cómo harías lo que estás por hacer si quisieras que eso te definiera?

Si dependiera de esa acción que viene ahora lo que dirá tu lápida, cómo la encararías?

Qué vivamos plenamente cada acción de hoy, que es lo único que tenemos, hoy, ahora, ya.



Publicado originalmente el 29 de septiembre de 2016 en:


Mi oración de niño

Jesús, que hoy y cada día te lleve a mi niño interior, que desea ser tocado por ti.
Quiero ser como ellos, puro, humilde, merecedor de estar contigo y vivir en tu Reino.
Quiero encontrar al Padre en cada situación de mi vida. En eso confío. 
Siento la bendición de tus manos, quiero abrazarte y ser uno contigo para siempre.
Que se haga tu voluntad en mí, quiero ser tu instrumento de paz.

Amén

(Gracias Lola!)

Mi oración de hoy - CONSCIENCIA

Padre nuestro que estás en todos lados

Que podamos usar más tu nombre a diario

Venga a nosotros la capacidad de encontrar nuestro propósito

Hágase lo que deba ser aunque no sea lo que hoy esperamos

Danos la gracia de saber aceptar lo que no entendemos ni podemos cambiar

Permítenos amar de corazón a los demás, aunque ellos no lo hagan

Que alcancemos la conciencia para evitar lo que nos hace sufrir innecesariamente

Ayúdanos a fluir y volver a ser uno



Publicado originalmente el 29 de septiembre de 2016 en:


Mi oración de hoy - GRATITUD

Dios que somos aquí y ahora

Nuestro nombre es todo

Gracias por crear tu Reino y regalárnoslo

Gracias porque tu Voluntad pueda ser la mía cuando dude

Gracias por nutrirnos con el pan que da vida

Gracias por perdonarnos en nuestras falencias, dándonos fuerzas para perdonarnos a nosotros mismos y a quienes creemos no ser

Gracias porque la tentación se presente para mostrarnos por dónde no queremos ir

Y gracias porque trascendiendo la dualidad volvemos a sentirnos uno contigo y con todos y todo

Agente de perspectiva

Me despierto, me voy a levantar y ya lo veo: qué pie apoyo primero?

Qué opciones tenemos, frente a cada decisión?

Hay muchas opciones, pero cuáles veo? 

Veo pocas, muchas, las suficientes?

Puedo enumerarlas, pero las tengo disponibles al momento de decidir?

Querés decidir sobre algo? Ves un pedazo de madera en lugar de árbol, ni hablar del bosque?

Ahí me encuentro, con ese don, esa facilidad de buscar opciones en conjunto, en la charla, en el acompañamiento.

Qué si así fuera su voluntad, Dios me de fuerzas para hacer de este llamado mi camino.

Eso sigo eligiendo hoy, ser un agente de perspectiva. Allá vamos.

Encierro para habitar profundidades

Pasando los muchos meses de encierro forzoso, me gustaría detenerme a reflexionar sobre qué cosas me gustaría cambiar, y cuales priorizar en mi vida.

Priorizar:

  • Abrazar
  • Compartir la mesa con familia y amigos
  • Expresar mis emociones
  • Hacer, compartir y escuchar música
  • Fluir con lo que pasa hoy

Minimizar:

  • Entretenimiento para quemar el tiempo (Películas, series, artículos de internet)
  • Acciones que ayuden a alejarme de quién soy (a veces los escuchamos nombrar como "pecados")


Amén

Angustia, y demás emociones

Más hoy que nunca, puedo encontrarme con emociones que no me son frecuentes.

Son lo que son, información que me doy a mí mismo para guiarme como un GPS interno. De mí también depende la interpretación de esas coordenadas...

Como el mar, que en un momento está en calma pero al siguiente hay grandes olas, la vida me convida con variedad de experiencias que permitan manifestar quien vine a ser. Me dan pruebas donde pueda sacar de adentro lo que vengo aprendiendo, sembrando, para al fin cosecharlo. Si no me gusta el fruto, basta con sembrar otras semillas (adquirir otros hábitos) para cambiar el producto de mis días.

Claro, suena mucho más sencillo decirlo que hacerlo, pero tal vez en eso se va la vida, en afinar lo que siento, digo, pienso y hago para que mi piano suene afinado.

O tal vez quiera probar otras escalas y afinaciones...

Introspección

Es un momento único en la última era de la humanidad en el planeta. Con más de la mitad de la población confinada a sus hogares en pos de evitar que se propague el último virus de moda, estamos (o no) aprovechando para usar más tiempo para las tareas que decíamos que no llegábamos a hacer:


  • estar más con la familia
  • pensar 
  • meditar
  • leer
  • conversar
  • extrañar
  • ver qué sentimos
  • revisar qué es lo realmente importante


Maravilloso sería que lo hagamos a diario, no? Sin esperar otro día ni otro justificativo. Hoy, que es lo único que hay, hoy, ahora...

Hello World

Hi! Hola!