Apuntes sobre Un camino de integración para vivir unificados de Inés Ordoñez de Lanús

2do día de Congreso

Charla de Inés Ordoñez de Lanús

Un camino de integración para vivir unificados

1972 CESM: 50 años del CESM



Adentrándonos en el misterio de quienes somos.

No tengo nada que decir, ya está todo dicho.

La vida nos abre camino, yo soy puente. Estamos para dar luz para dar fe del misterio que nos habita.

"El camino al corazón" es un camino fundamentado en 3 verbos:

SER - cuerpo - SOY

ESTAR - mente - ESTOY

AMAR - corazón - AMO

Estamos llamados a amar. Un camino al ser, a quién soy. Primero una consciencia, ir preguntándonos acerca de quién soy. Me puedo observar, a mí y al otro. Quién soy?

Despojarme de mis escondites y disfraces, de zonas de confort, mis miedos. Animarnos a ser quienes somos.

Venimos a la existencia para ser quien soy. Soy y estoy. Un nuevo desafío, un camino: dónde estoy ahora? Me reconozco, soy yo. Reconozco mi cuerpo. 

Las líneas energéticas, los chakras. Pura energía, encarnada en este cuerpo. Me reconozco. 

Nos hemos separado. Pero volvemos a la integración conociendo más las partes, el misterio que nos habita.

El corazón como un núcleo unificador. Llamados a encendernos. Qué quiero de la vida? Preguntas existenciales insistentes. Las preguntas se responden desde dentro conectado con el afuera, con la interrelación. Soy para estar en relación con el cosmos, la naturaleza, la creación. Soy uno y soy parte. Somos uno, el SER HUMANO, formado por la diversidad. Tomamos consciencia de la unidad del ser. Sigo viendo al otro como alguien separado de mí, o puedo reconocer la semejanza, la solidaridad, la unión, respirar con el ritmo del otro? Puedo respetar mi propio ritmo?

La gran protagonista es LA PREGUNTA. Que las preguntas MARQUEN. La respuesta a cada pregunta vendrá a su debido tiempo, porque ya la tenemos dentro. 

Un camino de mucha humildad. Hay un como, hay un camino. Es un camino sencillo y práctico, natural, familiar. Es lo que más deseamos.

Las pandemias: la soledad, la angustia, el sin-sentido. 

El virus actual nos hizo estar en casa. Estar con nosotros. Se despertaron crisis, tal vez tapadas. Qué me pasó a mí con este "estar en casa"? Cómo estoy, cómo estaba ANTES? Preguntarnos acerca de nuestro sentido, de nuestra finitud, de nuestra falta de control. 

Nos puso una alerta a la humanidad: nos paró. Puso de manifiesto muchas cosas tristes. Mantengo el juicio, el odio? Cómo quiero vivir la vida?

Podemos respirar desde un lugar maravilloso.

En el fono está la luz.

2 premisas en el Camino del Corazón:

1 - Todo ser humano intrínsecamente, en su esencia, es bueno. Tiene amor, tiene luz. Para impregnar la realidad, es pura energía. Tiene que ser descubierto en el camino. Acompañándonos en la búsqueda hacia la luz. Para permanecer en la luz, a veces oscura, con sombras, que a veces no la entiendo. Creo en esta premisa, que esta persona que tengo al lado tiene? Mi calidad de vida depende de eso. Mi interpretación juzga y dificulta mi vida. Dependiendo de lo que pasa. Decisiones de cómo quiero vivir la vida. Un camino de interioridad.

2 - Todo ser humano tiene dentro de si mismo los recursos, las capacidades para vivir en plenitud. Yo puedo conectarme con el ser, de luz a luz. Plenitud de amor y energía. No depende de lo que piense él, ni el otro. Es otro paradigma, otra manera de ser. 

El sueño del Congreso: estamos en esta existencia para aprender a AMAR. No hacer al otro lo que no me gusta que me hagan a mí. Constancia. La misma raíz. ESTAR. Nos quejamos mientras no vivimos desde el misterio que nos habita. Ahí se nos cae la venda. Ah, claro, se hace todo más sencillo, viviendo en el asombro, en el agradecimiento. Las cosas pasan.

Aprendemos para vivir así?

Es una verdad, y yo creerlo. Sobre todo si la persona que me lo dice me lo hace creíble porque lo irradia. Los mistagogos: pedagogos del misterio. Te voy a acompañar, a tu lado, para que descubras TU MANERA DE SER, DE ESTAR, en el mundo. De responder a la vocación del llamado del amor. La bondad de la naturaleza, lo que podemos respirar. Hay orden y desorden. Lo que todavía no es sincrónico es también enseñanza. Si camino únicamente al ritmo de lo armónico todavía me falta algo.

La urgencia de llevar esta pedagogía a la educación, para ir al ritmo de lo que cada uno necesita. Me despojo de los mandatos. Basta ya! Un camino de liberación y de sanación. Estamos heridos. Las heridas son grandes puertas que nos enseñan, son maestras! Reconocer que en la esencia que tenemos, el niño tiene el tesoro. Descubrir su potencialidad. Es un camino de liberación.

Qué descubrimos? Respetar y darle lugar al silencio. Detenernos y escuchar. Acoger lo que pasa, aunque impacte y duela. Aún ante la reacción. Se forja un espacio dentro de nosotros, donde puedo reflexionar, puedo elegir qué quiero hacer con esto. Cómo respondo? Y me hago responsable de eso. Entro en la nueva dimensión, ya no reacciono rápido y me da insatisfacción, de lo que es efímero y no me da la felicidad. Quiero un nuevo camino. Quiero esto! Es una inquietud. Es familiar a nosotros, es persistente, la existencia y la insistencia.

La pregunta me pone en acción, que moviliza mi espíritu. Bebe de la fuente de vida, que da sentido a todo. Descubro algo, que me da luz y sabiduría, que tal vez no puedo ni expresar, se hace fruto y vida. Me revela lo que siempre estuvo y tal vez no vi. Me ubica, me guía, es conducente y consistente. Un camino de interioridad y de transformación.

La capacidad contemplativa, de sentarnos y percibirnos, para que la pregunta tome espacio dentro de nosotros. Quién soy? Soy yo. Es la afirmación y la pregunta. Qué es estar aquí, cómo estoy? Estoy aquí. Voy encarnándome. Algo pasa con la energía. Irradiación que no sabemos qué es. No puedo tener un entendimiento lógico aún. Hay una humillación. La ciencia aceptó humillarse, hay algo más, esto no lo sabemos. Con la mente tal vez no lo sé. Es un camino desconocido, que nos lleva a lugares que anhelamos. Y luego voy descubriendo una paz que no es la que da el mundo. Un gozo que no es producto de las satisfacciones efímeras.

Estoy dispuesto a padecer por esto? Vale la pena? No siempre todo es positivo. No todo siempre se forja. Inclusive para el sufrimiento, le daré lugar. Es un maestro. Aprender a padecer el dolor me da un camino de sufrimiento, o simplemente me duelo. Lo padezco pero no lo sufro. 

La dimensión de lo simultáneo. Me envuelve, veo mis partes: lo que pienso, de dónde viene, mi estado emocional, mi parte corporal, lo que digo, lo que dicen y cómo me impacta. Cómo interpreto lo que dicen los demás, lo que hago y su porqué. La metáfora de la celula: nuestros : pensamiento, espacio, palabras, obras y corporalidad. Mi psicología. 

Decido y elijo desde el núcleo que me habita: elijo AMAR. Ser bueno, esperar, tener una buena mirada, una buena intención. No interpreto. Espero. No hago juicio. Actúo de acuerdo a lo que la persona ES, no a lo que hizo.

La prueba de las 8 semanas. Amo nacer en este día. Acá estoy para dar mi servicio. A la noche, para acordarme y mantenerme.

Deseo, decisión, acción. Quiero ser parte de esta existencia. Me toca ser yo. Bienvenida la diversidad que genera esta belleza.

Estaré atento, todo el día, a acordarme. Aquí y ahora. El camino al corazón nos da una nueva experiencia, perspectiva. De lo que es el tiempo y el espacio. No estoy encadenado a CRONOS (el tiempo sucesivo). Se hace trascendencia, la trans-temporalidad. Ei tiempo que se une a la temporalidad. Se integra a la eternidad. Integra el tiempo a la eternidad. El cielo en la tierra. Ya no hay más separación. Cuerpo mortal y celeste. La materia muta y se hace celestial. La eternidad está en nosotros y nosotros en ella. Una nueva manera de vivir. Es posible si nuestra decisión es SER QUIENES SOMOS y respondemos al llamado: QUERES AMAR? Nos invoca y provoca. Todo lo demás se hace enseñanza, nos hacemos discípulos para aprender a amar. Todo nos enseña. Lo acepto y lo escucho. Qué puedo aprender de esto, de esta vivencia y esta persona? Se hace todo con un nuevo compás, un corazón agradecido y compasivo. Todo tiene sentido. Estamos en el camino hacia la plenitud. Estamos siendo transformados. Podemos darnos tiempo. Tenemos un lugar en el mundo. No somos nuestros roles. Hay un lugar más allá de ellos. Un lugar único, valioso y maravilloso. Me pertenece y me ha sido dado. Desde ahí aporto y puedo colaborar para que todo sea mejor. Se vos mismo. B U (be you, se tu). Se amor. La energía que mueve montañas, que es auténtica, que se irradia en el cuerpo y en la mirada.

Hay otra manera. De qué manera quiero permanecer?

Lo sabemos, pero pasa por encarnar esto. Para que así sea.

SER, ESTAR, AMAR. SEA. Que así SEA. Amén.

Sedientos de amor. 



Mirar mi vida. Respirar y orar desde donde estoy. Ver si puedo recibirme así, abrazarme y darme la bienvenida, con lo que me gusta y lo que me disgusta. Con lo resuelto y lo que habita en incertidumbre. Así cómo está puede estar! Todo puede estar porque está, y nosotros podemos aceptarlo.

Viene la inspiración, que me recrea ahora, en este instante. Erguido en mi dignidad, instante donde todo converge. Me conecta con la dimensión de presencia de luz, de verdad de vida y de puro amor. Me paro desde aquí y todo tiene sentido, adquiere una nueva luz. Puedo tener constancia, permanecer, puedo dejarlo estar. 

Vuelvo a mis preguntas, a renovar mi decisión. A volver a regar mi intencionalidad. A volver a declarar y hacer alianza con el amor, con el llamado entre nosotros, ser testigos y mártires del amor. Entregarlo todo. Irradiamos y tenemos una consistencia de amor. 

Nos miramos y nos preguntamos? Vos también? Quiero!

Estoy para que me ayuden, me digan, para hacerlo juntos. Abierto hasta los poros! Un único organismo. 

Qué así sea!



ESPACIO DE PREGUNTAS

Un camino de unificación. 


You'll only receive email when they publish something new.

More from Alex Herrero